Relación de pareja: lo dejé todo por ti... y me arrepiento
Dejarlo todo por otra persona y algo que ocurre más veces de las que imaginamos, y no siempre acaba bien...
parejas, ruptura, terapia de parejas, psicólogos parejas
41322
post-template-default,single,single-post,postid-41322,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
 

Lo dejé todo por tí… y me arrepiento

Lo dejé todo por tí… y me arrepiento

¿Serías capaz de dejarlo todo por alguien? Ten cuidado, porque te puedes arrepentir

Era todo idílico con mi pareja, sentía como si estuviera en un cuento, dentro de un mundo perfecto. Encontré a esa persona por la que sería capaz de dejarlo todo e ir tras de ella donde fuera, y así fue cuando llegó el momento, ya que había decidido ir a vivir a otro país con él y empezar así una nueva vida.

Lo que sentía me pesaba más que la vocecita de la conciencia, así que la coherencia y la racionalidad tanto míos como de mi círculo de amigos y familia, quedaron mermados y les fui dando de lado. Sólo podía ver  la felicidad y la ilusión que me esperaba con él en nuestro nuevo proyecto de vida.

Me decían, “pero como vas a dejar el trabajo“, “Cómo vas a vivir allí, de qué“, “lo has pensado bien“, “vas a desarrollar una gran dependencia“, etc.

Me vi metiendo mi vida en cajas, y con toda la ilusión del mundo, y a la vez, estaba  a punto de descubrir que el cuento perfecto terminaría dentro de poco, tal y como me habían advertido algunas personas de mi entorno.

Esa decisión, esa mudanza, me iba  a llevar a una realidad en la que tendría que pagar las facturas de una gran renuncia por tomar aquella decisión, me enfrentaría a las consecuencias un poco más tarde, de anteponer la vida y las necesidades de mi pareja  a las mías.

 

parejas-malaga

 

Los problemas sin importancia, comenzaron a convertirse en grandes discusiones

En un principio, sólo había pequeñas dosis de esto, unas pinceladas, pero más tarde, la piscina rebosaría en reproches y el amor, mi amor, terminaría ahogándose. Ya que en cuestión de no demasiado tiempo, problemas y situaciones sin demasiada importancia, comenzaron a crear discusiones y mal ambiente en nosotros.

Así que alejándose de mí y de nuestra nueva casa, él decía que encontraba armonía y paz en su nueva vida. Y allí me vi yo, lejos de mi familia y amigos, ellos estaban  junto con aquellas pertenencias que había abandonado en mi antigua vida. Todas aquellas cosas en principio pequeñas pero de grandísimo valor para mí, que no supe anteponer a los sueños de mi pareja.

En ese momento me di cuenta de que lo  había dejado todo, por ir tras unas metas que no eran mías.

 

terapia-parejas-malaga

En el fondo confiaba en que las cosas me iban a salir bien

Pero yo muy optimista, me consolaba con decirme que eran cosas que tenían fácil solución y que por supuesto se podían arreglar con el amor y un poco de comprensión por parte de los dos.

En el fondo confiaba en que las cosas me iban a salir bien, y efectivamente así fue, pero tuve que reflexionar y pensar mucho, acerca de si me merecía la pena tanto esfuerzo por alguien a quien quieres, por estar reenganchado a la vida de tu pareja y teniéndola como prioridad a ella y a sus sueños, olvidando los míos.

A medida que pasaba el tiempo, mi desgaste aumentaba, a nivel psicológico y emocional.

Tenía problemas a la hora de realizar trámites en el banco, con la línea del teléfono, etc.,  en general de tipo burocráticos, y como a él todo eso se lo arreglaban en su empresa, me decía que eran problemas míos.

Un día entendí que todo había llevado a una lucha, una batalla constante en la que ambos no supimos restablecer la naturalidad en el funcionamiento de nuestra relación, ya que el contexto era que yo estaba renunciando a demasiado por él, y esto llevaba a reproches y más reproches de forma constante.

Yo intentaba conocer gente con mucho esfuerzo, y mientras él quedaba con los compañeros de su trabajo sin ningún problema, cada vez pasábamos menos tiempo juntos ya que el trabajo le ocupaba bastante parte del día, y el resto del tiempo él se dedicaba a practicar el idioma en eventos relacionados con su trabajo a los que yo no iba.

Fue una aventura en la que empezamos los dos, ambos nos fuimos juntos y no con los mismos planes, yo no pude ver como la persona con la que me iba, perseguía una vida ya planificada de antemano. Me esforcé por conseguir un pequeño espacio en su nueva vida, en su nuevo mundo, y fue algo que no pude conseguir, ya que él llevaba tiempo viviendo esa nueva vida sin mí.

 

Centro de Psicólogos en Málaga, Benalmádena, Antequera y Fuengirola
Psicología para adultos, psicología infantil, para adolescentes y terapia de parejas

http://www.mas-vida-psicologos-malaga.com
info@mas-vida-psicologos-malaga.com
Tlfo: 675 115 042

Sin comentarios

Publicar un comentario

Las cookies son importantes para el correcto funcionamiento del sitio. Para mejorar su experiencia de navegación, usamos cookies para recordar sus datos de inicio de sesión y brindarle un inicio seguro, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerle contenido personalizado en función de sus intereses. Haga clic en “Aceptar " para aceptar las cookies e ir directamente al sitio o, haga clic “en este enlace" para obtener más información, ver la descripción detallada de los tipos de cookies y decidir si acepta ciertas cookies mientras navega en el sitio. ACEPTAR
Aviso de cookies